Desafiando las normas, de María Martínez

29 nov. 2017

FUENTE
Rompiendo las reglas, de María Martínez
Cruzando los límites #3 · Titania · 442 páginas · 15'16€ · 9788416327379
★★★★/5
 
Sinopsis

«A veces, el camino que más temes es el que te lleva a casa».

Un solo segundo basta para cambiar toda una vida. Spencer lo sabe muy bien. 

Su pasado está lleno de pérdidas que la han ido marcando desde muy niña. Aunque nunca imaginó que la más trágica de todas ellas llegaría en el mismo instante que su camino se cruzó con el del chico equivocado.

Han transcurrido casi tres años desde ese fatídico encuentro. Tres años en los que ha intentando recomponerse, dejando atrás a la chica que una vez fue y de la que tanto se avergüenza. Y por fin cree haberlo conseguido. 

Eric necesita pasar página. Quiere empezar de nuevo, cerca de su familia, y olvidar todas las mentiras con las que ha crecido. Sin embargo, cuando te has pasado la vida yendo de un lado a otro sin descanso, establecerse puede resultar mucho más difícil de lo que en un principio parecía. Y él no deja de pensar que su lugar está en alguna otra parte muy lejos de Port Pleasant.

Spencer y Eric encajan como dos mitades. 

Ella está rota de muchas formas distintas y no permite que nadie se le acerque demasiado. Él tiene problemas que no está dispuesto a admitir y lo que más teme es lo que más desea. Aun así, pronto se darán cuenta de que no pueden estar lejos el uno del otro. Y lo que comienza siendo una amistad, se irá transformando en otro sentimiento mucho más intenso, incapaz de engañar al corazón. 

Un alma perdida.

Un corazón roto.

A veces, la persona que menos esperas se acaba convirtiendo en la más importante de tu vida.
 Trilogía Cruzando los límites:

249571142577422635069015
#3. DESAFIANDO LAS NORMAS

Mi opinión
(Contiene SPOILERS del libro anterior)

Por fin sabemos cómo acaba la historia de nuestros protagonistas anteriores y cómo comienza la de Spencer y la de Eric.

Me ha encantado ver cómo ha ido la vida de nuestros antiguos protagonistas, y tengo que decir que en cierto sentido eso de que el romance se quede en familia está un tanto visto, pero me ha encantado como lo ha llevado la autora.

La historia está contada desde tercera persona pero siguiendo a nuestros dos protagonistas, Spencer y Eric.

Sin duda alguna además del romance y de las superaciones del pasado podemos ver que la historia se enfoca en la importancia de una familia, aquella que aunque no sea de sangre arriesgaría todo por ti. Y tengo que admitir que en cierto sentido hay algunas cosas que si que me esperaba, aunque no de la forma que acaban ocurriendo.

Spencer ha pasado por mucho y me ha encantado ver cómo ha ido superándolo poco a poco y con mucho esfuerzo, me ha gustado saber que no ha tenido miedo de pedir ayuda y que, sin ninguna duda, ha ido avanzando.

Tener a alguien a tu lado siempre es algo positivo y la vena cómica de Eric a sido lo que ha dado resultado. Hay que decir que no esperaba que Eric fuera de esos tipos, después de todo por lo que ha pasado no sabía que esperar de él, después de todo, no llegamos a conocerlo del todo en el libro anterior.

“-Solo bromeaba. Es agradable verte sonreír y no sueles hacerlo. Deberías sonreír más. Y si para conseguirlo tengo que comportarme como un lunático… ¡Qué así sea!”

A lo largo de la historia vemos cómo Spencer comienza a abrirse más, sobre todo a la idea del amor, pero el miedo al abandono siempre se encontrará en ella, y solo quiere que alguien la quiera como ella es capaz de amar a esa persona. Podemos ver que Eric sigue sin entender qué es el amor, después de todo su madre no es que le hiciera la vida fácil, convenciéndole que su familia no lo quería, que lo rechazaban. Pero ahora es el momento de superarlo todo y darse cuenta de que siempre ha estado allí.

Me ha parecido cómico cómo ha introducido la autora la película 'El diario de Noah', sobre todo por la admisión de los Moby al reconocer que es por tíos como Ryan Gosling que ellos no tienen oportunidad alguna.

“- La peli está bien, hombre -comentó Moby-. Aunque acabarás odiando a Ryan Gosling.-No digas eso -refunfuñó Lizzie-. Su personaje es adorable.Moby puso los ojos en blanco. -¿Qué te decía? El tío es guapo, está cachas y se pasa toda la película haciendo cosas que vuelven locas a las tías.-¿Cómo qué? -se interesó Eric. Quizá fuera el medio mojito que ya se había bebido, pero empezaba a sentir curiosidad por la película y el puto Ryan Gosling, o Noah, porque así llamaba en la historia.-Bailar sin música, tumbarse en medio de una carretera para mirar las estrellas construirle una mansión, escribirle cientos de cartas. Y eso ya es la leche, un paseo en bote por un lago lleno de cisnes bajo la lluvia. De jodidos cisnes.”

Todos y cada uno de los personajes han sido intensos, y en cierta forma podemos ver como viejas heridas comienzan a sanar, después de todo tanto Cassie como Tyler aun se sienten culpables por el daño causado hacia Eric.

Lo que si que tengo que añadir es que me hace un poco de gracia que al final las relaciones siempre acaben en familia, después de todo, he podido comprobarlo debido a que ha pasado en varias historias que he leído. 

A lo largo de la historia podemos ver a dos personas que en cierta forma se sienten incompletos, pero a medida que comienzan a acercarse y darse cuenta de que son parte de una gran familia, con la que siempre podrán contar, comienzan a comprender sus miedos al mismo tiempo que deciden enfrentarse a ellos.

En conclusión, Desafiando las normas ha sido una historia que sin duda he  disfrutado. Me sigue encantando que la autora añada esa tercera persona para poder saber qué es lo que ocurre, no solo a nuestros protagonistas sino a su alrededor. Sin duda alguna me ha encantado el valor que le da María Martínez a la familia, porque una familia hace que podamos llamar, estar con ellos, hogar.

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido? ¿Os ha gustado? Contadme ^^

No hay comentarios:

Publicar un comentario