Si todo fuera un cuento de hadas, de Victoria Vílchez

3 dic. 2017

FUENTE
Si todo desapareciera, de Victoria Vílchez
 Kiwi · 384 páginas · 17'00€ · 9788416384853
★★★★/85
 
Sinopsis

Alice no ha tenido demasiada suerte en el amor. En realidad, sus experiencias hasta ahora han sido desastrosas. Sin embargo, eso está a punto de cambiar con la aparición en su vida de Jay Forevermore, el hombre atractivo pero de carácter bastante hosco que se presenta ante ella como… ¡Su hada madrina! Y es que parece que en el país de Nunca Jamás creen que Alice necesita ayuda urgente para encontrar a su alma gemela.

Alice se verá empujada a un montón de citas con distintos hombres y, mientras Jay realiza la labor para la que ha sido enviado, ambos van a descubrir que resulta imposible elegir de quién te enamoras, y que a veces la única magia necesaria es la del amor.

Y tú, ¿estás dispuesto a creer en cuentos de hadas? 
 
Mi opinión

No podría haber esperado menos de la autora, después de todo siempre he disfrutado de sus historias, por el humor ligero y sobre todo por lo ligero que se hace leer sus libros, sin duda alguna debo decir que he leído el libro del tirón.

La historia está contada desde el punto de vista de Alice, nuestra protagonista, pero de vez en cuando podemos leer capítulos narrados desde el punto de vista de Jay.

Alice Queen es una abogada que no tiene demasiado éxito en el amor, y con demasiado me refiero a ninguno. A lo largo de la historia podemos ver que su relación con Jay va avanzando y sin duda soy #TeamJay pero lo más creíble ha sido que al encontrarse un tío que habla de cuentos de hadas y de hados madrinos ello simplemente flipara, porque voy a ser sincera, si Alice hubiera pensado que eso era normal yo no sé qué habría hecho.

Jay Forevermore, al principio me ha parecido el típico que quiere llevar su asignación y simplemente marcharse después de eso. Pero mientras va avanzando la historia podemos ver cómo comienza a preocuparse de verdad por Alice, hasta el punto de no entender sus propias emociones. 

“-Te mereces a alguien que vea lo preciosa que eres, no solo por fuera, Alice Queen, sino también por dentro -murmura, con los ojos empañados-. Que adore tu valentía y tu perseverancia, que disipar tus miedos y que no desee otra cosa que hacerte sonreír. Mi hermano ha visto todo eso en ti -prosigue-, igual que lo veo yo. Él… En realidad, yo…”

Me ha parecido gracioso conocer que todos los hermanos de Jay tienen nombres con J.

Joey Forevermore ha sido un personaje que sin duda le ha dado la parte cómica a la historia, más que nada porque es todo lo opuesto a Jay y, porque hace que todo el mundo se irrite con él.

“-Hermanito, hay cosas peores que perder la magia, pero seguramente que te rompan el corazón es una de ellas.”

Los personajes me han encantado y aunque conocemos a muchos hombres de pasada, debido a que son las citas de Alice, obviamente no los llegamos a conocer del todo. 

Lara sin duda es una amiga que me encantaría tener a mi, sin pelos en la lengua y que sin duda sabe disfrutar de la vida. Pero tengo que mencionar que ya se veía venir lo ocurrido entre ella y Joey, después de todo en ese sentido es todo un cliché.

Me han encantado los personajes y sobre todo la situación en la que nos coloca, después de todo no todos los días viene un Hado Madrino a ayudarte a encontrar el amor, y Jay Forevermore es exactamente eso, un Hado Madrino que tiene como encargo ayudar a nuestra protagonista Alice Queen a encontrar el amor, después de todo, su vida amorosa es terriblemente desastrosa.

Obviamente podemos ver hacia dónde va dirigido el romance desde el principio, haber, incluso la sinopsis mismas nos lo dice, pero tengo que decir que me ha gustado cómo ha ido avanzando, sobre todo porque Jay es quien no conoce el amor de primera mano, después de todo nunca se había sentido atraído por ninguna mujer hasta que comienza a sentirse extraño al lado de Alice.

“-Dicen las hadas más ancianas que cada estrella del firmamento es una pareja destinada a encontrarse -explica, en voz muy baja-. Algunas lo consigan, otras se esquivan en un universo infinito o mueren antes de acercarse lo suficiente…”

A lo largo de la historia descubrimos cosas relacionadas con el mundo de Jay, y con sus pasadas asignaciones, hasta conocemos una asignación que no tiene nada que ver con los cuentos de hadas. 

En conclusión, Si todo fuera un cuento de hadas me ha parecido una historia muy original con su dosis de romance y, por su puesto, también cómica. 

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido? ¿Os ha gustado? Contadme ^^

No hay comentarios:

Publicar un comentario