De libro a película #1: Battle Royale.

10 nov. 2013



¡Hola, caracolas!

¿Qué tal? Hace ya bastante que quería hacer esta entrada, pero entre los estudios y el poco tiempo del que dispongo, no he podido hacerlo hasta ahora.

Os voy a hablar sobre el cambio entre el libro Battle Royale, y su adaptación a la gran pantalla.

Al principio no quería ver la película, porque tenía la impresión de que no me gustaría, de que sería malísima (que lo es. Es una adaptación japonesa. Con eso os lo digo todo), y que sería una mala adaptación. Mi opinión sobre esta película no es ni tan mala, ni muy buena.

En primer lugar, el cambio que ha habido entre el libro y la película no es tan drástico. Hay cosas que me han sorprendido porque las han puesto tal y como lo decían en el libro, y otras que me han enfadado (sobretodo el final).

Los primeros cincuenta minutos de la película son bastante fieles al libro, cambian alguna que otra cosa pero no muy importantes. Esa parte de la película me ha gustado bastante al verse parecida al libro. En cambio, a partir de la mitad de la película, las cosas empeoran, se inventan escenas o una escena que en el libro salía antes que otra, en la película la ponen al revés. Y ya no hablemos del final, pues es lo más horrible y ridículo que le han podido hacer al libro. En fin, si habláramos tan solo de la adaptación, le daría un cinco de diez estrellitas.


Ahora que hemos hablado de los cambios, hablemos solamente de la película. Si decides ver esta película solo por pasar el rato, sin haber leído el libro, te aseguro que pierdes el tiempo. La película en sí es de lo peor que he visto. Los actores son terribles, todo lo exageran de una manera cómica incluso, cuando en realidad en vez de reírte a carcajadas de las escenas tendrías que estar temblando de miedo. Las muertes son malísimas (a ver chaval, que si le has clavado un hacha en la cabeza, ¿cómo se te ocurre preguntarle si le duele? ¡Pues claro que le duele, so inepto!), varían desde escenas completamente gores a escenas sin sentido, donde a un tío que le pegan cuatrocientos tiros (exagerando... pero solo un poco) tarda veinte minutos en morirse y a otro tío que le pegan un solo tiro en el hombro se muere al instante (WTF!?!). Por otro lado, la sangre parece ketchup. De verdad. ¿Cómo queréis que la gente se crea lo de la sangre cuando parece salsa de tomate?
Y ya no hablemos del final, que aparte de que se han inventado completamente la escena, os juro que me morí a carcajadas mirándola. Es la escena que tiene menos sentido, la más incoherente de tooooooda la película. Increíble, de verdad.

La ambientación en la película no ha llegado a convencerme del todo, aunque ha sido lo mejor de la película. Y la banda sonora... para meterse algodón en las orejas y desear estar sordo.

En fin, Battle Royale (la película) me ha parecido una adaptación mediocre del libro, filmada fatalmente, con unos actores terribles y escenas humorísticas cuando tendrían que ser dramáticas y terroríficas. Si queréis ver una buena comedia, os la recomiendo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario