Tan solo un segundo, de Virginia S. McKenzie

18 jul. 2017


Tan solo un segundo, de Virginia S. McKenzie
Titania · 352 páginas · 15’20€ · 9788416327270
★★★★☆☆
Sinopsis
«En tan solo un segundo, el mundo se tiñó de negro y ya nada volvió a ser lo mismo»

Hannah tenía un futuro prometedor en aquello que más amaba: la danza sobre hielo. Una meta por la que había luchado junto a Nicholas, su mejor amigo y compañero, durante los últimos diez años. Hasta que el error de otro le demostró lo efímeros que pueden ser los sueños.

Mikhail hace mucho que olvidó lo que era disfrutar al salir a la pista. Es más, tras la lesión que lo obligó a retirarse del patinaje artístico, creyó que nunca tendría ocasión de recordarlo. Sin embargo, el destino parece dispuesto a darle la oportunidad de volver a competir y, sobre todo, de cumplir una promesa grabada con tinta en su cuerpo. Claro que para ello tendrá que convencer a Hannah de que juntos pueden lograr grandes cosas.

Para ambos, luchar por un nuevo comienzo significará tener que hacer frente a sus heridas emocionales, porque solo si son capaces de curarlas encontrarán la manera de vivir y amar sin fronteras.
Mi opinión
Cuando comencé a leer este libro lo primero que me vino a la mente fue Yuri on Ice, sobre todo porque nuestro protagonistas son patinadores sobre hielo, pero la diferencia es que patinan en pareja, entre otras cosas. Leí este libro cuando se publicó, más o menos, y la verdad es que me encantó, sobre todo la relación evolutiva de los personajes, además de la historia en sí.

Hannah vive para el patinaje sobre hielo, siempre se ha dedicado en cuerpo y en alma a perfeccionarse junto con su compañero y mejor amigo Nick. Pero un trágico accidente deja a Nick paralizado impidiéndole poder competir con su mejor amiga y en el deporte que tanto ama. Hannah deberá replantearse su futuro. Es allí cuando aparece un posible nuevo compañero para Hannah, Mikhail Egorov, un ex-patinador artístico que debido a una lesión de rodilla debe cambiar de modalidad a danza sobre hielo, y a la única que quiere como pareja es a Hannah.

Hannah es una joven un tanto imposible, y aunque se muere por seguir adelante y continuar patinando su orgullo y sobre todo su lealtad son demasiado fuertes y se lo impiden. Después de todo se echa la culpa del terrible accidente de su mejor amigo, Nick. Porque si no hubiera sido porque ella había insistido en irse antes de una fiesta nada de eso hubiera pasado y ambos seguirían patinando como antes.

“—He venido porque tengo algo de lo que convencerte.—Pierdes el tiempo, ya te dije que no. —Me abroché los pantalones cortos y me quité la toalla del pelo.—Me temo que no puedo aceptar esa respuesta.Se puso de pie y se acercó a mí. De pronto, la habitación pareció muy pequeña.—Pues no tendrás otra.Me contempló unos instantes antes de apoyar una mano en la estructura sobre mi cabeza e inclinarse hacia mí, de manera que nuestras caras quedaron a la misma altura. Su olor a colonia y al cuero de su chaqueta me rodeó, al tiempo que sus ojos me atrapaban y me anclaban a él. Era físicamente imposible mirar a otro sitio.—Haré todo lo posible porque eso cambie. Te quiero conmigo en el hielo, Hannah.”

Mikhail Egorov, es un excelente patinador ruso que ha ganado cantidades enormes de competiciones a lo largo de su carrera como patinador artístico, pero su carrera no ha sido fácil y mucho menos su vida. Después de todo su cuerpo es la prueba misma de lo difícil que le ha resultado.

Nicholas no lo tiene nada fácil, después de haber perdido la movilidad de sus piernas no quiere que nadie le mire con compasión a pesar de que él mismo no para de lamentarse por su desgracia. En un principio podemos ver lo difícil que le resulta que su mejor amiga haya encontrado otro compañero con el que competir, pero lo más doloroso es ver a su compañera seguir adelante con su vida.

El desarrollo de la relación Misha y Hannah me ha encantado sobre todo por lo poco a poco que comienza a avanzar. Ninguno confía en el otro hasta que es el momento adecuado. Porque ambos se encuentran con sus propios fantasmas del pasado. La historia me ha atrapado desde un principio y sin duda he continuado leyendo hasta que la historia ha terminado.

"Lucha. Lucha por lo que quieres, en cada cosa que haces y hasta el límite de tus fuerzas, para que cuando todo se desvanezca solo queden sonrisas de satisfacción y no remordimientos."

Además de la relación de Hannah y Misha también me han encantado los amigos que tienen en común Nick y Hannah, y sobre todo lo que me ha gustado es que ninguno se ha rendido con Nick.

En conclusión, he adorado a los personajes y la historia, para ser la primera novela de la autora tengo que decir que me ha encantado y no puedo esperar a leer más de ella.

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido? ¿Os ha gustado? Contadme ^^

3 comentarios:

  1. Hola!
    Tengo el libro abandonado desde hace tiempo aunque quiero retomarlo lo antes posible, la historia me estaba gustando bastante aunque tiene muchos tópicos que no aportan nada nuevo a la trama.
    Gracias por la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Este libro me pareció adorable, aunque el comienzo se me hizo un poco raro porque me dio la sensación de que Misha prácticamente acosaba a Hannah. Menos mal que todo quedó en una broma y a partir de ahí es muy bonico ^^ A mí lo que más me gustó de todo fue Abbey <3
    ¡Nos leemos!

    PD: yo también pensé en Yuri On Ice de inmediato y eso que ni he visto el anime jajaja

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Tiene una pinta muy buena, me encanta el patinaje artístico y encima si hay drama de por medio... vamos jajaj

    ¡besos!

    ResponderEliminar